KWS
   
 

Selección - Investigación - Desarrollo

 

La meta de la selección de plantas, es la adaptación de los cultivos a las necesidades humanas. Cada proceso de la selección es una interferencia en el genoma de la planta. Esto se practica desde hace más de 8 000 años.

El cultivo de plantas implica:

  • El mantenimiento de las plantas establecidas
  • El desarrollo de las variedades que representan la base de nuestra alimentación

Los requerimientos son cada vez más exigentes, tanto para características del cultivo, como para cultivos industriales. Y como proyectos a largo plazo consideramos la ampliación de las materias primas de origen vegetal.

La base para esta extensión de las características de las plantas, son sus bases genéticas. Gracias a la nueva combinación de genes y la extensión de las bases genéticas de los cultivos, es posible satisfacer los requerimientos anteriores. Asegurar esto es la tarea principal de la selección de plantas.

-

Selección

Selección de una nueva variedad

Es un trabajo largo, complejo, minucioso y de alto costo, que demora como mínimo 10 años. Consiste básicamente en la creación de líneas, a partir del patrimonio genético de KWS.


De estas líneas cada año se desarrollan miles de híbridos, los cuales son evaluados en cuanto a su tolerancia a enfermedades, potencial de rendimiento y calidad en las distintas zonas agro–climáticas del mundo.

 

Selección y mejoramiento genético de plantas en KWS


KWS selecciona variedades de plantas que permitan asegurar una agricultura rentable y sustentable en el tiempo. La selección se realiza combinando los diversos métodos disponibles en la actualidad: selección convencional, tecnologías de marcadores genéticos, pruebas de resistencia y biotecnología.

KWS líder en selección de rizomanía en remolacha

KWS líder en selección de rizomanía en remolacha

 

La selección de una nueva variedad de remolacha implica una gran inversión de tiempo y dinero. Podemos estimar el coste medio del lanzamiento de una nueva varierdad en unos 7.5 millones de Euros y un periodo mínimo de 10 años.

En los últimos 25 años la producción de azúcar, ha aumentado del orden de 150 Kg./ha/año. El 80 % de este aumento se puede imputar a la mejora y selección de las semillas.


 
KWS