KWS
   
 

ESPECIAL VARIEDADES DE NEMATODOS

LOS NEMATODOS DE LOS QUISTES Y EL CULTIVO DE LA REMOLACHA

Los nematodos son una clase zoológica muy numerosa, que ha colonizado muchos nichos ecológicos diferentes, no solo los suelos, sino también el agua dulce, los fondos oceánicos, incluso pertenecen a este grupo numerosas especies parásitas internas en todo tipo de animales y plantas.

En general los nematodos parásitos de las plantas no suelen medir más de 2 mm, lo que hace que sean prácticamente invisibles al ojo humano.

Entre los nematodos que atacan a la remolacha el Heterodera schachtii o nematodo de los quistes, es el más dañino. Podemos encontrarle en prácticamente todas las zonas remolacheras del mundo. La característica que le distingue es la formación de quistes. Estos quistes son los cuerpos de las hembras, que una vez fecundadas aumentan de tamaño, albergando los huevos en su interior. Los quistes se pueden apreciar a simple vista como unos glomérulos blanquecinos fijados a las raicillas de la remolacha, son del tamaño de una cabeza de alfiler. El número de huevos que hay en cada quiste es muy variable y puede oscilar desde unas pocas decenas hasta varios centenares. Al final de su vida el cuerpo de la hembra se endurece y se transforma en un quiste de color marrón y forma de limón. Estos quistes pueden permanecer en el terreno durante varios años, en estado latente, hasta que se implante de nuevo la remolacha o cualquier otro cultivo hospedante. Las raicillas del cultivo inducen la eclosión de los huevos.

 

NematodenwortelcysteBCA2005

Quistes de Heterodera schachtii sobre las raicillas de una remolacha. Estos quistes están repletos de huevos que darán origen a la nueva generación de nematodos.

En la zona remolachera del norte de España, se dan 3 generaciones anuales, en el Sur puede darse alguna más. Los quistes pueden permanecer varios años inertes en el suelo, esperando que se implante de nuevo el cultivo huésped o alguna mala hierba que les permita repetir el ciclo. Entre las malas hierbas hospedantes se encuentran los Cenizos, Amarantus, Amarillas, Tomatitos entre otras muchas, esto da una idea de lo difícil que es eliminar los Nematodos una vez implantados. La lucha química está desaconsejada ya que es muy cara y son materias activas muy tóxicas, muchas de ellas prohibidas o en trámite de prohibición.

Los terrenos arenosos son más propensos a las infecciones de nematodos, posiblemente por la mejor movilidad frente a terrenos arcillosos, aunque los ataques pueden aparecer en todo tipo de suelos, sobre todo si repetimos el cultivo de remolacha o hacemos rotaciones cortas. Una de las zonas más infectadas de España es la Marisma de Lebrija, donde frecuentemente se cultiva remolacha cada 2 años, alternándola con algodón.

 

Rübenzystennematode (Heterodera schachtii)

Detalle de un quiste de Heterodera schachtii roto mostrando los huevos en su interior. En la parte inferior se pueden ver dos larvas juveniles que ya han salido del huevo.

SÌNTOMAS Y DAÑOS SOBRE LA REMOLACHA

Los síntomas se manifiestan en rodales, donde se aprecia la remolacha con cierto retraso en su desarrollo. Tarda en cerrar filas o incluso no llega a cerrar.

Las remolachas afectadas se ven con sus hojas amarillentas, caídas o marchitas incluso después de la lluvia o el riego. El cuerpo de la remolacha disminuye de tamaño y tiene un desarrollo exagerado de raicillas, favorecido por el ataque de los nematodos. Entre estas raicillas se aprecian los quistes formados por las hembras.

ES_Nematoden_Feld07

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Rodal de remolacha con un fuerte ataque de nematodos, las raíces están pequeñas y las hojas amarillentas y caídas, incluso después del riego.

Con frecuencia los ataques de nematodos van seguidos de infecciones secundarias de hongos, bacterias o virus. Es común que en los rodales afectados aparezcan pudriciones y se pierda la escasa remolacha que quedaba.

ES_Nematoden_Ruebe07

Raíz de remolacha con un desarrollo exagerado de raicillas, síntoma de ataque de nematodos.

Raíz de remolacha con un desarrollo exagerado de raicillas, síntoma de ataque de nematodos.

ANALISIS DE TIERRAS

Si hemos observado los síntomas anteriores en alguna parcela de remolacha, es conveniente realizar un análisis de nematodos antes de volver a sembrar remolacha en esa parcela. Es importante recoger bien las muestras, se deben tomar entre la superficie y unos 25 cm de profundidad, que es donde se desarrollan las raíces. Cogeremos un mínimo de 20 tomas de tierra por Ha, luego se mezclan bien y es suficiente coger 1 kg de esta mezcla para llevar al laboratorio.

La Coop. ACOR ofrece este servicio de análisis a sus socios. El resto de remolacheros pueden llevar sus muestras al laboratorio del INEA en Valladolid, o al laboratorio del ITAGRA en Palencia entre otros.

El resultado del análisis vendrá dado por el número de quistes y el número de huevos y larvas juveniles eclosionadas presentes en 100 gr de tierra, se indica con las iniciales H + J.

 

Nivel de infestación

Huevos + larvas jóvenes en 100 gr de tierra (H+J)

Daños

Pérdidas en % azúcar/Ha

1

Entre 1 y 150

Muy ligeros

No apreciable

2

Entre 151 y 300

Ligeros

2%

3

Entre 301 y 500

Medios

6.6 %

4

Entre 501 y 800

Medios-Graves

19.4%

5

Entre 801 y 1500

Graves

27%

6

Mas de 1500

Muy graves

42%

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Estimación de los daños según el nivel de infección. Fuente: Departamento Agronómico de ACOR

MEDIDAS PARA REDUCIR LOS DAÑOS POR NEMATODOS

  • Siembra de variedades doble tolerantes Rizomanía-Nematodos
  • Rotación amplia de cultivos, mínimo 3 años para remolacha y colza
  • Evitar la presencia de malas hierbas huéspedes del Heterodera s.
  • Evitar cultivos favorecedores en la rotación, remolacha, colza, coles, nabos.
  • Las siembras tempranas pueden reducir los daños
  • Siembra de plantas nematicidas, muy eficaces en caso de infecciones graves

 VARIEDADES DOBLE TOLERANTES: RIZOMANÍA-NEMATODOS

LISANNA KWS, LOUISA KWS y FERANZA KWS

Agroservicio KWS


 
KWS