KWS
   
 

PHOMA

Patógeno:
Phoma betae (Pleospora betae)
Es el mismo patógeno que causa pie negro en plántulas de remolacha y un tipo de pudrición de coronas de raíces maduras.

Síntomas:
Manchas grandes (1 a 2 cm de diámetro), claras y redondas sobre las hojas, con anillos concéntricos formados por una gran cantidad de picnidios del hongo (gránulos negros). A menudo se resquebraja el tejido muerto en el centro de la mancha.

Biología del patógeno:
La enfermedad se desarrolla en clima cálido, entre 15 y 32ºC (óptimo de 20ºC). Una planta originada de una semilla contaminada aparece sana al principio, manifestándose la enfermedad en el tallo del portagranos. Se propaga por viento y lluvia.

Relevancia económica:
En cultivos de producción de raíces tiene escasa relevancia económica. Tiene mayor importancia en semilleros de remolacha, ya que puede contaminar las semillas con picnidios, los cuales se pueden conservar varios años.

Control:
Normalmente no se controla por no tener incidencia económica, sin embargo, se recomienda el tratamiento de las semillas con fungicidas y una rotación de 4 años con cultivos que no sean huéspedes. 

 

  -  -

 

 

 
KWS